Cromoterapia: El poder de los colores

2013_2_3_cromo

¿Qué es la Cromoterapia?

La cromoterapia, también llamada colorterapia, es una técnica que emplea las vibraciones cromáticas de los colores para armonizar nuestra salud física, psíquica y emocional.

Su objetivo es que podamos equilibrar nuestro estado anímico y sanar bloqueos psicológicos y dolencias físicas, gracias a la frecuencia de las ondas de luz de cada color, y por tanto, a su vibración cromática.

La cromoterapia fue muy importante en la práctica de la medicina tradicional de grandes civilizaciones como Egipto, China, India y Grecia, que ya conocían las propiedades curativas de los colores y las utilizan desde hace siglos.

Bases científicas de la CromoterapiaLongitud-de-onda

Aunque la medicina convencional actual no deja espacio para esta terapia, reconocidos científicos como Goethe (s.XIX) e incluso el mismo Isaac Newton (s. XVII) defendieron sus hipótesis acerca de los efectos que los colores tienen sobre la salud.

El doctor Dinashah Ghadiali (1873-1966), físico, químico y matemático, estableció las bases de la validez terapéutica de la cromoterapia en su trabajo de investigación “Spectro Chrome Metry Encicplopedia” en 1933.

Sin embargo, fue el Premio Nobel de Medicina en 1937, Albert Szent Györgyi, quien ha dado a la tesis de Ghadiali el espaldarazo científico al descubrir que determinadas hormonas y enzimas cambian su cometido y sufren modificaciones moleculares al ser estimuladas por distintos colores.

Cada color tiene una frecuencia de onda distinta, con capacidad de estimular el organismo, y por tanto glándulas que desencadenan procesos fisiológicos, gracias a la energía que desprende si se utilizan de forma terapéutica.

Colores¿Cómo funciona la Cromoterapia?

Eligiendo los colores adecuados en nuestra vestimenta, accesorios, objetos decorativos del hogar, etc. Crearemos un entorno cromático adecuado que nos ayudará a modificar algunos estados de ánimo que han alterado el equilibrio global de la persona.

Colores

La cromoterapia utiliza ocho colores, provenientes de los tres primarios y sus combinaciones. Algunos terapeutas añaden el rosa, el magenta, el añil o el índigo.

Se puede hablar del significado de cada uno de ellos en base a la experiencia natural y sensorial a las muchas experiencias en su aplicación.

Así, los colores cálidos  (como rojo, naranja y amarillo) estimulan el sistema nervioso parasimpático y los fríos (como azul, verde y violeta) ayudan al sistema nervioso simpático

Colores cálidos: denotan energía y, en general, eliminan estados depresivos y enfermedades que angustian. También aceleran los latidos del corazón y mejoran la vista.

Rojo: transmite energía y iniciativa, da empuje, indicado en apatía física, atonías en general, reuma causado por el frío, catarros, hipotensión, también faculta la extraversión. En exceso puede provocar irritación, agresividad y fatiga.

Amarillo: claridad y alegría, revitalizador y estimulante del cerebro, en comprensión y entusiasmo, ya que se asemeja a la luz solar. Es un buen antidepresivo. También útil en  desarreglos digestivos. En exceso: irritación mental y prejuicios.

Naranja: siendo un color compuesto de rojo y amarillo, participa de los dos, la actividad física que propicia el primero y la lucidez del segundo. Propicia la salud emocional y la comunicación y la creatividad, es alentador y combate las inhibiciones. También regula el hipotiroidismo y repara la mayoría de tejidos. En exceso: nerviosismo y agitación.

Colores fríos: son relajantes y calmantes. Disminuyen los latidos cardíacos, favorecen la digestión, proporcionan tranquilidad e incluso regula el pH.

Verde: Otro color de balance, entre el lúcido amarillo y el sedante azul: trae una atmósfera de calma, es reconstituyente, suave y fresco, para recuperarse de la fatiga física o mental. Estimula el crecimiento y la regeneración de las células, tónico y equilibrante de los sistemas nervioso y circulatorio. En exceso puede debilitar o deprimir.

Turquesa: Calma y disminuye las inflamaciones e infecciones, ayuda al sistema inmunológico. Su composición de amarillo también estimula el discernimiento y el deseo de comunicarlo, facilita la concentración.

Violeta: calma y refuerza el sistema nervioso, aumentando el rendimiento de la actividad mental. Es bueno para algunos trastornos psíquicos, angustias y miedos  en general, y pérdida de memoria. Ayuda en la desintoxicación de la sangre y los problemas reumáticos debidos a la humedad. En exceso puede llevar a la pena o la ira oculta.

by Reina Mística

El rincón mágico de las buenas vibraciones. Nuestra finalidad es que mantengas y/o encuentres la paz emocional que mereces. Para ello, nos centramos en el Tarot, como una guía ante la incertidumbre, y en los rituales, como una ayuda ante los bloqueos y las malas energías.

6 comentarios en “Cromoterapia: El poder de los colores

    • María Reina dijo:

      Hola Marisa,

      Estoy de acuerdo contigo.
      Los colores tienen una influencia importante en nuestro estado anímico y es de gran interés tenerlos en cuenta para, según en qué casos poder mejorar nuestra calidad de vida a nivel emocional.

      Un abrazo ;)

    • Reina Mística dijo:

      Hola Ainhoa,

      Gracias por tu aportación. En este artículo no hemos hablado de las diferentes formas en las que se aplica la cromoterapia, que son diversas y variadas. Pero ampliaremos la información en otro artículo.

      Un abrazo :)

Deja un comentario